Síntesis de la PRIMERA PARTE) Estrellas de Marte: En Sidonia (Cydonia- Mars planet)

                                                                                                                              NONNPROFIT COMMERCIALITZACION)

           Hay tres estrellas geométricas de seis puntas dibujadas en el suelo de Sidonia. (Primer Registro (C) 28.08.2007).

                      Sigue la misma I N T R O D U C C I O N escrita para la presentación

                           de las diversas formas de Estrella de David en Sidonia.

 

Hay varias estrellas de seis puntas dibujadas en el suelo del valle de Sidonia, cerca de la famosa "Cara de Marte". Después de años de tratar de dilucidar cual sería el diseño óptimo para un planta de obtención de energía por fusión nuclear, por fin el día 20 de febrero de 2009 me di cuenta que los tres diseños de Estrella de David descubiertas por mi mismo en el Valle de Sidonia de Marte eran las ruinas de los inmensos subterráneos que debieron de explosionar. El catalizador que me permitió dar el salto que para la Humanidad representa tal asociación, me lo proporcionó aquel mismo día el descubrimiento de un círculo excavado en el sur de la península del Sinaí el cual sólo resulta visible desde los satélites artificiales. Lo que sigue pretende ser una síntesis de cómo evolucionaron mis ideas.


 

                 EL NÚMERO 7: PRÍNCIPE DE LOS NÚMEROS

                                                                               (RELACIONADO CON LA "ESTRELLA DE DAVID")

El firmamento fue el primero en ofrecer el misterioso número siete formando muchas constelaciones, tal como se presenta la de Orión. Otras menos famosas con siete puntos destacados de luz son : La Cruz del Sur, la Osa Menor, Casiopea, Andrómeda y Pegaso. Dado que en la Tierra ha sido siempre muy simbólico para las inteligencias matemáticas de todos los tiempos, y como desde Marte también las distinguieron en el cielo, quizá milenios antes los marcianos supieron valorar el dicho número. Recopilo su eterno aprecio universal. Para empezar, debido a que toda estrella de seis puntas debe tener un centro donde reside la mayor de sus utilidades -es donde se apoya el compás-, en los primeros grabados de la "Estrella de David" dicho punto central se lo incluía, siendo omitido con posterioridad.

En 2007 se dieron a conocer que en el planeta Marte siete agujeros circulares (que no son cráteres) alrededor del volcán Arsia Mons, gracias a las cámaras de rayos infrarrojos de las sondas de la NASA Mars Odyssey y Mars Global Surveyor . Parecen producto de la actividad volcánica, o bien otro tipo de fallas subterráneas;...aunque quizá sean posibles "respiraderos", pues son imprescindibles para poder sobrevivir en el subsuelo de Marte. Son siete simas oscuras cuyos diámetros van de 100 a 250 m

Las "Siete Hermanas", se diferencian de los demás cráteres porque no muestran las típicas calderas, pues sus bordes en ningún caso proyectan sombra. Desde que conocemos su existencia es más difícil creer que la Cara de Sidonia sea una formación natural. Es una obra muy resistente a las desmesuradas temperaturas en superficie, y además aquella colina está azotada por fuertes tormentas de arena (hasta 500 km/h).

En Marte podría ser que existiesen grandiosos espacios subterráneos naturales excavados por desaparecidos lagos subterráneos. No se puede descartar que sean tan grandes como el que existe bajo el suelo del Asia Oriental, el cual dicen que abarca una superficie comparable a un mar. No es necesario tanto; basta con que fuese semejante al gran entramado de calles del subsuelo de Fermoselle, un pequeño pueblo español a orillas del río Duero (provincia de Zamora).

En la historia de la Humanidad se ha perseverado mucho en conceder el máximo simbolismo al número siete desde la más profunda antigüedad, por lo que no es extraño que los caballeros rosacruces europeos enterrasen a su fundador en una cripta con siete puertas, imitando el ritual iniciático egipcio. Según consta en el "Papiro de Leiden" del siglo I, se hacía en el santuario del dios Osiris, en Busiris (su otra cripta en Dendera fue segundona). Gracias a los masones de Estados Unidos, el fervor septario llegó hasta decorar la famosa "Estatua de la Libertad" de Nueva York, explicando que se simbolizaría otros tantos océanos y continentes del planeta Tierra.

Para el hinduismo, los siete chakras del cuerpo humano se corresponden con el ciclo cósmico, y las personas igual si nuestro calendario siguiese el ritmo natural de las "trece lunas". Nos beneficiaría interiormente, como demuestran la menstruación femenina, el ritmo de las mareas, etc.. Son los cuatro períodos de siete días del ciclo lunar, (siendo el mismo resultado de sumar del 1 al 7). Asimismo, otros tantos son los humores que segrega el cuerpo humano de su natural para desintoxicarse.

Al ser siete un número tan básico en las leyes fundamentales del universo, pronto se le consideró "Príncipe de los números", con repercusión posible sobre el mundo incorpóreo. Primero fue por los siete movimientos del cuerpo humano, de entre los cuales el más útil es poder girar sobre si mismo. Su poder espiritual justifica la ancestral creencia tibetana de que transcurren siete periodos de siete días entre la muerte y resurrección.

La explicación de tanta veneración se debe a que, a simple, vista la constelación de las Pleyades dictó el momento oportuno para la siembra y para la recolección, pues nuestros ancestros vivían de ello. De ahí vino la inspiración para asociar el siete a la Gran Madre-Tierra, pasando a simbolizar luego a las diosas mesopotámicas y seguir con la negra Isis egipcia y hasta la griega Diana. Los egipcios fueron maestros en crear dioses y su presentación de Isis fue fundamental porque logró que el dios Ra le revelase su verdadero nobre. Con tal secreto Isis le superó y el siete simbolizó a la Tierra a la cual salvó del caos. Isis fue la "Señora de los siete escorpiones", siendo siete las pruebas que los neófitos aspirantes a ser iniciados sacerdotes de Egipto, debían superar subiendo los siete peldaños de su trono a fin de conseguir la llave que les abrirían las siete puertas de la naturaleza. Consta así en el "Codo Real de Menfis", estructura septenaria que se dibujó con siete palmas, de cuatro dedos cada una, evocando los cuatro elementos que conocían (en Mesopotamia sólo le pintaban seis).

En Egipto, al estar convencidos -como los antiguos sumerios- de que cada período de siete años el cuerpo humano renueva todas sus células corporales, escribieron un libro con siete capítulos acerca de sus saberes esenciales, o principios básicos, llamado "Kibalión" el cual aún se sigue vendiendo bien en las librerías. La jerarquía de dioses egipcios se dividió en siete miembros (Apkallu) antidiluvianos. En Mesopotamia fueron otros tantos los jueces (Annunakis) emisarios del dios Anu, quienes habitaron siete ciudades de siete puertas y cada una con siete cerrojos. Los Anunakis/Neters traspasaron su poder a diez reyes humanos, y les dieron a conocer otras tantas maldiciones. En Mesopotamia, sin telescopios, ya se conocieron, los cuatro satélites de Júpiter y los siete de Saturno. Sus conocimientos se adaptaron en la mitología griega como si un despiadado dios se comiese a sus hijos, Los vomitó porque las lunas reaparecen tras el planeta Saturno pasado un tiempo. Los griegos inventaron incluso siete musas para favorecer las artes.

El sacerdote hebreo Esdras, desterrado en Babilonia, escribió allí los cinco primeros libros de la Biblia, prescribiendo rezar siete veces al día. Él ensalzó por escrito el valor del número siete hasta la saciedad, por lo cual en el libro Viejo Testamento se evoca muchas veces el número siete, desde las siete ciudades cananeas que los israelites debieron vencer para tener su Tierra Prometida, hasta los siete brazos del candelabro sagrado (Menorah), un símbolo que los romanos se llevaron del Templo de Salomón el año 70 de nuestra Era.

Sintetizaré la faceta matemática del"Príncipe de los números", remitiéndome a cuando, en el siglo XII, el científico Thribaut de Langres escribió que el 7 es un número virgen ("primo", pues no tiene ningún múltiplo inferior a 10), porque "no engendra ni es engendrado". Más atractivo fue el cariz humanista que le dio Filón de Alejandría (13 a.C.- 50 d.C.). En su libro titulado Hebdomana, estudió el Septen describiendo la evolución de la vida humana en periodos de siete años. Recogió el saber de los Gimnosofistas, cuya reflexión sobre la estructura inmortal del alma les impulsó a relacionarla con los números,...completamente desnudos de ropas. Filón creyó en la repercusión del semos, o sebasmos, en el alma. Hoy somos herederos de aquel pasado, y por imposición de nuevos patrones de conducta social somos forjadores del futuro.

En Roma la inspiración griega sobre el siete se aceptó bien, porque la ciudad entonces era ubicada justo en el centro de siete colinas. Asimismo, creían haber tenido siete antiguos soberanos, quienes debieron de inspirar al apóstol Juan para escribir que Roma era: Un dragón de siete cabezas. Así y todo, allí tuvo luego su sede la Iglesia de Cristo. El número siete debía ser positivo, ya que en todo el "Nuevo Testamento" su espiritualidad quedó reafirmada. Así se lee que: pasaron siete generaciones entre el rey David y Jesús de Nazaret. Todo el libro resulta ser una alabanza al número siete, incluyendo las últimas palabras que Jesucristo pronunció en la cruz.

El libro "Apocalipsis" todo él es una oda al número siete (llamado "sephirot" en la cábala hebrea), el cual número estaría destinado a restablecedor del orden después del caos apocalíptico. En consecuencia, el catolicismo adaptó el siete tanto para enumerar los pecados como a las virtudes, a los ángeles como a los demonios, sacramentos y penitencias, dones del Espíritu Santo. Su mayor repercusión son los siete días de la semana con uno de descanso.

Con la evolución y conocimiento de que había en el mundo otras teologías paganas, se supo que bastantes veneraban los siete rayos sagrados del sol. Entre los"Vedas" de la religión hindú, por ejemplo, además de guardar una fiel memoria de siete sabios antiguos (llamados "Rishis"), se veneraban sus siete ciudades sagradas. Después de todo, recuérdese que el propio Buda habría tenido siete virtudes.

El número siete en su parte negativa debe lamentar que, en el Kurdistán, los dualistas Jezidis, veneren al demonio en siete torres cónicas, cual símbolos de la totalidad del universo creado (Por cierto, la ciencia ya reconoce siete dimensiones del universo energético que nos es visible y elaboraron un mapa). Para la secta de aquellos maniqueos, un cuadrado con un triángulo encima, supera mucho la casita que pinta un niño ingénuamente, porque el 3 y el 4 (que sumados dan 7) son esenciales para el ángulo recto, por dar la hipotenusa de valor 5, que es el símbolo de la vida orgánica.

La cosmogía sagrada de los drusos de Siria se recogió en siete libros. Es un dato que recuerda a la baraja del tarot, en la cual la carta número siete simboliza el "carro" cargado con nuevos conocimientos positivos. Evitaré ejemplos de la gran consideración que se le concede al siete en el "Corán", o entre las civilizaciones precolombinas de Centroamérica, o bien entre los indios pieles rojas en cuyos rituales empleaban siete flechas. Sería demasiado extenso desarrollar que sus músicas eran en realidad vibraciones energéticas (Dios) que resonaban dentro de cada uno.

Su valor espiritual en el catolicismo hizo escribir a Odón de Moriont (secretario del famoso monje san Bernardo de Claraval) un tratado sobre las propiedades de los números. Opinó que daban significativas claves ajenas al campo matemático. Es más, de forma muy compleja defendía que el número siete: Simbolizá de forma idónea al Espíritu Santo; es un dato éste que aconsejo retener, porque una vez más relaciona el siete con un espacio central vacío. Lo llamaré blanco puro, por más fácil retentiva, pues se trata de la realidad última. Lo más cierto es que tal estado (convertido en un lugar por necesidad semántica) es lo que más nos llena a las personas. La suspicacia del dicho santo del siglo XII es impresionante, porque en su época ni tan sólo se sabía que los siete colores del arco iris se resuelven en el blanco;... y viceversa; si se descompone usando un prisma de cristal.

Es evidente que en todas partes y tiempos han visto el número siete como idóneo símbolo de la total armonía universal, sin necesidad de saber nada de los altos estudios de Pitágoras, que inventó las siete notas ("Ley de las Octavas", pues el la nota "Do" se repite al inicio y al final), y al parecer también dotó a la lira de siete cuerdas. Es una idea que desarrolló del culto a los dioses del antiguo Egipto, la cual está de acuerdo con lo escrito en el siglo XVI por Galileo. El sabio inventor del telescopio afirmaba que las matemáticas eran: "El alfabeto con que Dios escribió el libro de la Naturaleza". Quienes las utilicen sólo para contar dinero, no les habrán de servir, porque nada supera la capacidad de sentir atracción desinteresada y limpia de montajes.

 

UN"ONUTORO" EN EL VALLE DE SIDONIA DE MARTE

  

Las culturas del planeta Tierra siempre y en todas partes concedieron la máxima trascendencia a las útiles formas circular. Ignoraban que se supera el círculo al dibujar otro igual de menor tamaño en su interior. Sobre el suelo de Marte dibujaron estrellas de tamaño gigante,...y entre ellas un espacio anular, pues allí también debió de ser una forma reconocida por la naturaleza, ya que yo lo he visto salir de un tubo de escape de un vehículo. Para romper el círculo cíclico, la literatura medieval presentó anillos y "copas místicas", cuando lo más importante es su contenido. Ingénuamente evocaron el Onutoro, símbolo del verdadero saber. Estas líneas aún deben ser leidas con mente más abierta, es decir, sin ideas preconcebidas ni prejuicios; después de todo, la misma Verdad debe de ser tan plural como las partes del cuerpo humano,...como mínimo. La investigación que voy a referir ya hace años que ha comenzado en nuestro planeta. No me refiero a las formas geométricas descubiertas en Marte, que trato a parte, sino a la forma anular entre ellas en esta foto.



Elegí el nombre de Onutoro, considerando que favorece las reflexiones psicoidílicas, pues la idea de Dios (como quiera que sea entendida) está unida, primero al espacio, y en consecuencia a la geometría y al número, puesto que son manifestaciones visibles de su voluntad y de su poder. De ahí que en las más importantes religiones, incluso las abrámicas, la forma geométrica de la Estrella de David tuviese categoría de sagrada desde tiempos antiguos, tanto entre el Islam como entre los judíos. Estos últimos nunca mencionan se espacio interno central, sino sólo su mitad exterior del total de los triángulos (12) tan sabiamente dispuestos. Dejando ahora la corona a parte, los seis triángulos interiores se corresponden al que consideraré un vacío circular, entendiendo que simboliza a la conciencia con todos sus derivados. Al no haberlo tenido nunca en cuenta, sucedió que la religión estuvo en el centro de todas las guerras, como si éstas fuesen su ritual más sagrado.

Una amiga mía llamada Iris me hizo dar cuenta, tarde, de que mi forma geométrica preferida (muy por encima de la que surge de la Relación Aurea de Fibonacci), debió haber incluido su bonito nombre al "bautizar" una forma anular válida para todo. Pero el iris del ojo humano no tiene un grosor adecuado, por útil que nos resulte.

Después de haber forjado el vocablo Onutoro a mi antojo, supe que, tanto Leonardo da Vinci, como el matemático Euler, lo habían estudiado concienzudamente llamándolo Mazzocchio, pero aún así conservé mi inspirado nombre de Onutoro porque supera en mucho la faceta geométrico-matemática a la que ambos se limitaron; la cual, por cierto, para Leonardo tuvo valor matemático uno, y para Euler un valor cero,...como para la mayoría, pues no pasarán de verlo como tal, o quizá una letra "O". Otra forma muy conocida entre los alquimistas medievales fue el animal que se muerde su propia cola. Lo llamaron Ouroboro, nombre éste que en principio adopté, pero por simbolizar la " autosuficiencia" lo rechacé por presuntuoso. El nombre de la diosa egipcia Nut, que Onutoro incluye, es toda una garantía de acierto.

Se encuentran Onutoros grabados, tanto en el dintel de entrada de una tumba con varios osarios del s.I con nombres de la familia de Jesucristo (fue descubierta en 1980 en el barrio de Tapiol de Jerusalén. La BBC hizo dos documentales de TV en 1996 y 2007), asi como también vemos Onutoros en infinidad de templos religiosos y cementerios. Se trata de un antiguo símbolo protector el cual sigue gozando de plena vigencia, sobre todo en las coronas de flores que se regalan a los difuntos (Véase su diseño en muestras de Onutoros diversos en esta misma página, y en otras ajenas).

En la planicie de Sidonia hay, más a la izquierda de la foto, un grupo de presuntas pirámides. Antes de llegar a ellas, se ve en la fotosatélite una gruesa forma anular, la cual, al ser ampliada, diluye su forma. Lo llamé Onutoro, cuando empecé a estudiarlo, mucho antes de identificarlo en la zona de Sidonia donde se relaciona con las estrellas de seis puntas. Mi interés se debió a mi convencimiento de que: fue con una forma parecida al Onutoro desmontable en cuatro partes, cómo se logró hacer rodar fácilmente los monolitos (una vez bien bien escuadrados) por dura subida de la rampa hasta la cima de las pirámides de Giza.


<

Es un área bien distinguible en las fotos por su forma anular, que confunden con un cono volcánico. Al no dar el mismo tipo de sombra de los demás vestigios, primero me pareció configurado por un área forestal plantada intencionadamente para ser vista desde el aire. Tal fue mi opinión la primera vez que la vi, porque sus planificadores eligieron la dicha forma anular en un proceso análogo al que, en solitario, desarrollé a lo largo de los años. De ahí mi particular interés, y mi convicción de que el Onutoro también informará acerca de los habitantes del planeta Marte, donde, por existir estrellas geométricas trazadas sobre el suelo, ya hay certeza de que Marte fue habitado por seres de inteligencia superior.

Volviendo al planteamiento teórico presentado al inicio de este informe, la forma del Onutoro cerca de los restos de geométricas estrellas, y la cara de Sidonia, diré que pudo haber tenido una utilidad práctica sorprendente. Para empezar a sospechar de dicha forma me ayudó mucho haber descubierto previamente un círculo geológico insólitamente grande a la izquierda de la foto de satélite del busto gesticulante que en el Sinaí presenta dos antenas/cuernos en su casco. También en Sidonia estas formas de circulo y estrellas están cerca de un rostro de efebo tan perfecto que se duda de su intencionalidad.

La forma anular de Sidonia, el Onutoro, podía ser el último confinamiento subterráneo de la fusión magnética del plasma haciendo chocar partículas subatómicas al evolucionar dentro un recipiente al vacío (magetic confinement fusion inside a "vacuum vessel").

Referente al Onutoro, tiene toda su curva superficie decorada con estrías rectas y paralelas, por lo cual en las fotos de satélite me recuerda la forma de un neumático en miniatura, ya que su blanco centro es sólo una tercera parte del diámetro total de su diseño toroidal. Ya que el dicho Onutoro se halla tan cerca de los restos de las tres geométricas estrellas y la cara de Sidonia, creo que pudo haber sido el centro del conjunto y haber tenido una utilidad práctica sorprendente. Lo inverosimil es que la NASA lo considere:" una gota de agua sobre el objetivo de la cámara fotográfica (!).

El Onutoro, al ocupar menos hectáreas que los derruidos espacios de los tres diseños en estrella vecinos, fueron subterráneos que no tuvieron un tan desastroso final. Ciertamente son especulaciones, como no puede ser de otro modo cuando estamos quizá milenios lejos de dominar una semejante técnica. No insistiréen mi empeño, obviamente porque ni yo ni nadie en el mundo tiene la debida preparación, ni tampoco sería capaz de superar lo que acabo de exponer. Ponerle obstáculos si, claro.

Podría darse el caso de que el suelo de Marte, donde la gravedad es casi la mitad de la terrestre (el día dura en Marte 24,37 horas, y el año setecientos días) tenga una exótica química orgánica, o la germinación se beneficie quizá de algún catalizador inorgánico que desconocemos. La originalidad del dicho diseño anular de Sidonia, tan enorme, consiste en mostrar otro aspecto de las antiguas"rueda de medicina" hechas con personas formando círculo todas ellas cogidas de las manos. Se practicó en todas las culturas antiguas, y afirmo que se ha vuelto a popularizar incluso dentro de las iglesias. Creo en sus benéficos efectos naturales porque pude contemplar una semejante rueda, insólitamente formada por siete gatos callejeros. Estaban sentados a poca distancia uno de otro, y todos mirando hacia el centro del círculo que formaban, donde otro gato, por sus movimientos rítmicos, parecía copular con el gato muerto que tenía debajo.

Para excavar la muy concreta mancha anular de Sidonia in situ, hoy por hoy, hay que viajar 679 millones de kilómetros durante un año y medio. Está claro que debemos aprender a revalorizar el espacio, de la medida que sea, pues, después de la facultad mental, es lo que más tenemos en común con la esencia divina. Es para recorrerlo que tenemos brazos y piernas ¿Podremos quizá trasladarnos con éxito usando tan sólo nuestra mente remodelada por el Onutoro? ...Ya sería un gran paso saber emplearlo para una incipiente telequinesia. La única esperanza está en dominar cuanto antes la estructura anular del Onutoro.

Las huellas geológicas de cráteres que vemos en los incontables anillos volcánicos de Marte, y otros hechos por pequeños meteoritos, estimularon la imaginación de quienes hicieron las formas de estrella geométrica en Sidonia. Por otra parte, hay fotos de artefactos similares que se consideran restos de conchas marinas rotas o parcialmente enterradas. Asimismo, en el cosmos, donde antes no había nada, surgió una forma de Onutoro bien delimitada y resplandeciente incluso en su espacio central, la cual es unas 2000 veces mayor que nuestra galaxia. ¿Por qué la suponen producto de un estallido de rayos Gamma?

En el planeta Tierra, sin ver los cráteres volcánicos (y mucho menos saber que son la fuerza vital de cada planeta), vieron redondos los astros, o los ojos de sus propias caras, etc., y lógicamente emplearon el natural simbolismo anular en sus templos más sagrados (cromlechs).

Todas las pirámides antiguas sirvieron de simbólicos puentes, al ser numinosos "locus" culturales capaces de avivar facultades integradas en la mente humana, y hoy aún invitan a superar criterios de suficiencia racionalista. Lo consiguen siempre los más sensibles, de forma que las preguntas de los científicos son contestadas por las respuestas de los religiosos. El esquema del Onutoro es la mejor forma de "templo-puente" a otro universo: No sólo lo diseñaron en el cromlech de Stonehenge, sino que su forma anular está en la visión aérea de templos como Borobudur, el "Templo del Cielo" de Pekín, etc., pues vistos desde el horizonte no resultan tan imponentes. Sus planificadores fueron capaces de organizarse mediante relaciones de orden cualitativo, como los que diseñaron pirámides. Son por igual útiles mandalas para la relación con la divinidad de turno, pues el símbolo pétreo se vuelve una vía trascendente para abrirse a otra realidad. Las ideas que he atribuido a los marcianos quizá explicarían el fracaso de su civilización. Se lee en el Evangelio, que: es inútil buscar a Dios fuera de Jesucristo. Fue tenido por tan cierto, que san Jerónimo (un"Padre de la Iglesia") escribió que: Quien piensa, no es buen cristiano. C. Lewis especificó que Aunque se quitase el sombrero en la iglesia, no se quitaba su cabeza. Como sea, nos conviene cultivar la conciencia para que el alma ya liberada, no padezca ninguna desorientación. Nos sucede eventualmente, a menor escala, entre el sueño y la vigilia, ya que, estando la habitación a oscuras, ignoramos a veces la posición de la cama.

Ignoramos cómo evolucionaron los marcianos, a cuyas obras les dedico estas líneas (Proyecto Onutoro) con la pretensión de esbozar una idea de la Divinidad mucho más madura. Mi nueva forma de entender la relación entre el raciocinio, la fe y Dios, desea lograr congeniarlo todo. Y quizá lo logré, pues me siento profundamente cristiano, al extremo de que, por si a alguien ofendo con mis proposiciones, rezo: Dios mío, perdónanos. (Otra cosa es mi convencimiento de que la mejor forma de evocar su nombre sea con un suspiro).



Las aureolas de los santos no son las únicas pruebas del aprecio por las formas anulares. El pintor italiano Carlo Crivelli (1430-1495) en sus piadosos lienzos los pintó repetidamente, por ejemplo su famosa "Anunciación". Véase su cuadro del franciscano Bernardino de Siena (Galería de Arte del Vaticano) pues sostiene en su mano un gran disco agujereado, como si fuese un discóbolo. En el dicho centro no hubo mejor modo de remitir a la Nada (Punto Omega), que escribiendo el anagrama de Jesucristo. En fin, el Onutoro -que algunos creeran inspirado por la forma de los deliciosos roscos-, nació de la geometría de la estrella de seis puntas. Lo supieron bien los constructores de cúpulas, como la del interior de la iglesia catedral de Turín.

Las catedrales medievales perpetuaron el valor de la proporción y la simetría gracias a la durabilidad de la piedra. La masonería especulativa (que de albañiles ya no tenían nada), tuvo mucho que ver en la proyección de tales ideas que, sin perder su renombre de "misterio trascendente", procedían de India, Mesopotamia y Egipto, llegando a Europa por la invasión islámica y las ocho Cruzadas medievales en Tierra Santa.

En la PRIMERA PARTE he presentado gráficamente mi opinión de la Estrella de David. La presentaré ahora dividida en dos diferentes partes: interna y externa. Los eruditos medievales distinguieron entre su proporción y su simetría, fundamentales, aunque no de modo estricto, porque no es simétrico el universo en su proporción de materia y energía, ni entre materia y antimateria (lo cual fue responsable de la creación del universo primigenio),...porque la primera se convierte en la segunda. Esperemos que experimentos del tipo GLAST nos ayuden a entenderlo.

Antes de seguir, aviso que no soy partidario de los grupos de realización colectiva de ningún tipo. Siempre observo con la atención de un niño aquello que me interesa, y en estas líneas simplemente presento lo que para unos seran frutos y para oro semillas.

Dicho esto, voy a referirme al Onutoro como: el Ojo que todo lo ve, a veces incluido en el interior de un triángulo rectángulo. Es la forma tradicional de dibujar la Divinidad, pudiendo remontarse a cuando los primitivos contemplaron inquietos un eclipse de sol. Les parecería cual un ojo vigilante que escrutaba su ser. Una reflexión que invitó a la sabiduría, pero sólo a cuantos admitieron que en su propio interior poseían un don superior. El desear sinceramente encontrar una explicación ya les benefició. Dado que los animales no apreciaban tales fenómenos, las personas pudieron creerse superiores a ellos, y al mismo tiempo dignos de ser observados por una forma semejante al ojo configurado por la luna superpuesta al sol, lo que podría ser quizá comparable a beneficiarse de la calma que reina en el ojo del huracán. Nadie osaría desafiar las devastadoras fuerzas físicas de su alrededor renunciando a buscar refugio. Ni los animales. Por cierto, dada mi falta de competencia, a éstos les concedo -bien a disgusto- la categoría de ser jurídicamente simples cosas.

Tal como hicieron nuestros ancestros ante las dificultades, hay que apoyarse en la idea del Uno/Todo. Es muy efectivo,...sobre todo al procurar que se nos revele el aspecto dual de la propia alma, la "mariposa" psique de los griegos. Con la evolución cultural, pues, la divinidad fue metafóricamente presentada por las religiones y sectas, como: Ojo que todo lo ve, pero es por el conocimiento adquirido que la conciencia, libre y humildemente, puede tener vida propia y en plenitud. La "luz" es una metáfora de la conciencia que todo lo ilumina, pues la verdadera Luz nos alumbra incluso durante la noche. La auténtica individualidad es cuando se cultiva la sabiduría hasta reconocerse parte del Uno (que se proyecta en el Todo). Se notan los progresos porque se supera la vanidosa inteligencia individual;... lo cual, paradójicamente, no representa un sacrificio en absoluto, sino todo lo contrario.

Fue observando un eclipse solar cuando imaginé la Metáfora de la Sortija. Me sorprendió la paciencia de los fotógrafos cuando esperaban el extraordinario destello de una porción de la corona solar antes de ser cubierta por la luna. Ante tal tipo de fenómeno sale reforzada la idea del pensamiento dual, o maniqueo. El punto brillante de una parte de la corona del aro iluminado evoca todo un abanico de opciones mentales entre (para entendernos) la divinidad y el diablo; y es que éste incluso debe tener la positiva misión de llevar el mundo a su perfección.

Sin necesidad de tales fenómenos, ni ayudas milagrosas, si se está atento, las cosas cotidianas mueven a la reflexión. Lo saben quienes aprendieron que vale más elegir el momento oportuno para hablar, que aquello que se diga. Se puede observar el destello de luz solar de una corona aunque sea del tamaño de una letra metálica iluminada; eso sí, se exige siempre al observador adoptar un determinado punto de vista para disfrutar de tan gratuita magia. Siendo tan evidente, en cambio se menosprecia la dicha posición adecuada cuando el sol produce efectos aún más sorprendentes en determinadas montañas.

La sierra catalana de Montserrat hace ya tres décadas que vengo demostrando, con una foto de satélite insuperable, que todos sus cientos de pináculos desplegados pero compactos existentes en sus 10 x 5 km. de extensión (cierto día y con determinado ángulo de incidencia de la luz solar), configuran una imagen perfecta de circunspecto varón barbudo. Hay gente interesada en que no se divulgue el dicho fenómeno visual, etiquetándolo cual fruto de una enfermedad mental. Entretanto yo, perseverando en este tipo de investigación, descubrí bastantes más panorámicas terrestres, ofreciendo cientos de imágenes de perfiles de rostro humano en montañas. De entre ellas las más sorprendentes imágenes son: la montaña de Montserrat en Cataluña, las del sur de la península del Sinaí, el Mt. Ararat, etc., sin olvidar una imagen de rostro mucho más pequeña que resalta al ser iluminada por el sol de la tarde muy cerca de la famosa Esfinge de Giza en visión aérea. Todas las citadas -y más- las presenté, vía internet, a los centros culturales y de investigación de todo el mundo, sin hacerse eco de ello ni los medios de información; ... Lo cual, por cierto, ya me conviene dada mi particular forma de ser, que incluye mi idea de que los tales medios lo son en el sentido más pobre de la expresión.

Volviendo al eclipse, interesa el hecho de que la luz solar en evolución sea capaz de vencer a las tinieblas; o como decían antes: El Bien venciendo al Mal. Los antiguos indios pieles rojas, y sobre todo los mayas, lo supieron escenificar en sus rituales. Éstos, en las estatuillas de sus reyes pusieron la mitad de una forma anular, u Onutoro, hecho de oro para indicar que la propia conciencia es el más precioso don. También acertaron a representar subliminalmente la Luz divina en sus pirámides superpuestas. Evocaron en sus templos la victoria de la luz solar, de forma que, construyendo pirámides escalonadas, el sol naciente dos veces al año al elevarse el sol por el horizonte va iluminando uno a uno los siete peldaños. Logra así resaltar una gráfica forma de serpiente de 35 m. de longitud, cuya cabeza está al pie de la escalinata. Su animal sagrado les comunicaba con el cielo mediante las plumas, (de ahí el nombre de Serpiente emplumada) las cuales siguen luciendo en sus cabezas los danzantes en sus fiestas tradicionales. Los cuernos debieron tener una idéntica funcionalidad, evocando una media luna en la cabeza de los chamanes de las culturas antiguas del marco Mediterráneo. Claro que eran ingenuos, por eso tomaban drogas alucinógenas.

A juzgar por el enorme disco de oro, llamado Calendario, los mayas supieron magnificar el culto al Onutoro, siendo el decorado espacio interior, allí donde pintaron su divinidad (equivalente al centro del Onutoro vacío) el objetivo principal de su ritual. Realmente estaban en sintonía con las ideas que de toda forma anular dimanan, y simbolizando su divinidad, le hicieron sacrificios. El ritual comenzaba con un partido de juego de pelota (símbolo del sol), y sacrificaban a los jugadores del equipo con menos fortuna para introducir la bola en una forma anular pétrea que sobresalía de un muro. Marcar un gol, para su entendimiento simbolizó que el dios alcanzaba su cenit al atravesar el cielo. Tan sanguinario ritual se practicó hasta el siglo XIII en la ciudad de Chitzen Itzá, la última de la cultura maya. Lo que importa aquí advertir es que sin agujero no habría entonces juego ritual, así como en el mundo, sin su equivalente vacío-consciencia, no existiría nada que fuese útil a nivel físico. Digo consciencia, porque la conciencia inferior del indivíduo, o sea la común, debe convertirse en una plataforma para llegar a la consciencia, que es una forma especular de la misma pero más íntima, más oculta y poco común.

El arquetipo mental acumulado durante milenios nos subyuga, sin embargo la búsqueda de la sabiduría procede de la consciencia que es superior, y al fin nuestro verdadero ser capaz de trascender lo mental. Se avecina una nueva Humanidad donde, con ayuda de antiguas creencias, más que nunca antes prevalecerá lo espiritual, y será gracias a enfocar nuestro desarrollo hacia una conciencia supranatural. La intuición creativa es el verdadero motor, y la esencia del instinto son los valores (y el primero la autoestima). Sin valores nuestra mente sería de reptil, mientras que con valores incluso podemos elevarnos.

La intuición es positiva si no se relativiza la razón por culpa de impulsos instintivos incapaces de detectar los peligros. Una muestra de ello sería imaginar el cielo ordenado como grupos de tres estrellas formando triángulos, que a su vez estarían integrados en infinitos tetraedros estrellados capaces de interrelacionarse como las pulsantes venas llenas de vida del glóbulo ocular. Evito desarrollar aquí a otra posibilidad por ser muy complicada: Aprovechar las propiedades magnéticas de los polioxometalatos de molibdeno y wolframio, aunque incluyo una foto de su estructura. Me seduce más la idea de la triangulación estelar, que ver en el firmamento tan sólo astros de muchas galaxias dispersas. Hasta este punto la idea del orden me ilusiona.

Gracias al valor del tetraedro Albert Einstein redefinió el universo, pero en Tiahuanaco los indios aymara siglos antes ya lo habían concebido igual ¿Se lo revelaron los marcianos? Se da el caso inexplicable que también en África la tribu de los dogones tuvo conocimientos astronómicos y divinidades parecidas a las primigenias de Sumer y Egipto.

En el Museo Arqueológico de Santander hay una antiquísima estela, de dos metros de diámetro, decorada en su centro por una gran Estrella de David. Su interés no reside en sus seis puntas (que ni lo son), pues se trató de resaltar el Onutoro que está esculpido en el centro de la Estrella de David. El utilísimo símbolo anular sería su verdadero amuleto tradicional y no la dicha estrella de seis puntas. Los antiguos sumerios, los romanos y los celtas, en cambio, si dejaron muy grandes y bellos petroglifos espirales con proporcional agujero central, excavándolos en zonas costeras como Galicia.

De la persistencia del Onutoro en la religión católica, diré que, siglos más tarde, en la iglesia asturiana de Santa María de Celón, se incluyó resalándolo en una talla románica sobre el pecho de la Virgen y el Niño, que es un tema que me interesaEn las dos fachada de la famosa iglesia/palacio de Santa María del Naranco, cerca de Oviedo, se incluyeron en la decoración simbólica dos Onutoros (en cada lado), la mitad de ellos con una paloma en su centro, por las cuales aquel templo se asocia al pasaje bíblico del Arca de Noé. (La justificación alternativa explicaba que: representaba:"el disco lanzado por Apolo y rebotado en una roca", pues está grabado en un paraje llamado Cinto el Dueso). Lo que más nos ha de iluminar de la forma circular, que remite al Vacío-Lleno con un color blanco puro, es que la liturgia previno que la misa tuviese su cenit en el instante de elevar cada sacerdote un círculo delgado de pan (Hostia) de virginal blancura, símbolo del cuerpo de Cristo en la comunión. Tal referencia es insuperable. En el lado menos bello, el simbolismo del Onutoro Cristo lo lleva altrededor de su cabeza en forma de corona de espinas, pues el Crucificado era depositario de la Conciencia Pura.

Los arquitectos del período clásico a la forma anular maciza la llamaron Toro quizá por evocar su gran poderío, al formar parte de la base de las columnas de los templos. En realidad esta figura geométrica las refuerza, al mismo tiempo que embellece. Mi sorpresa fue saber que también se llama"Toro" a todo el perímetro de la falda de una montaña. Leí acerca de"El Toro de Montserrat", cuando apenas hacía una semana que, mientras paseaba por su falda norte, vi unas muy inmensas peñas que, despegadas del resto de la sierra, ofrecían una forma zoomorfa natural nunca antes conocida de la Santa Montaña catalana. Pude descubrirlo, porque aquella tarde de verano lo vi muy iluminado. Eran los días que la tierra ofrece más cantidad de frutos. Es una poderosa estampa de Bos Primigenius, y debe de ser el más antiguo ídolo tauromorfo venerado en el mundo, pues su estampa se yergue desafiante sobre un pedestal proporcionado a sus gigantescas dimensiones. Los libros que consulté de Montserrat no podían referirse a "mi toro". Al informarme, supe que se llama Toro (Torus en inglés) a lo que rodea algo para reforzarlo. (La media de la circunferencia del Torus se calcula con esta fórmula: 4Pi2rR)

Me extiendo en detallar el efecto imprescindible del sol y las sombras, porque resalta otros caprichos de la naturaleza, Si un efecto no se advierte por las luces, se debe indagar mediante sus sombras. Tanto en el entorno de la montaña de Montserrat, como en las columnas pétreas que "el toro" de los constructores soporta, su razón de ser está en su espacio interior, pues lo hace un diseño insuperable en utilidad. El centro del Onutoro, o sea el vacio interior de un espacio anular, empezó revelando su utilidad al primero que insertó una piedra en el agujero de un palo, dotándose de un mazo. Fue la herramienta que sacó de la miseria a nuestros ancestros mucho antes que el caballo los sacase de la barbarie. Después de siglos de evolución la forma anular, ya fuese como simples recipientes, o últimamente como gigantescas "torre-garaje inteligentes" parqa automóviles, tiene ventajas, en especial por la forma de hélices y turbinas. En 2007 siguen empleando la tradicional combustión de hidrógeno y acoplan varias formas anulares, siendo lo último el reactor prototipo (turbofan en inglés) llamado Scimitar

Suponiendo que se prescindiese de la forma del Onutoro, por ejemplo, no habría ningún medio de transporte en las calles y se derrumbará el sistema. Dicho de otro modo, más útil que el rodar de las ruedas, lo será el esquema del Onutoro aplicable a la cabeza, pero no cual corona, o sombrero, como gustan de presentarse los lamas tibetanos, sino en el interior de las mentes para que cada uno desarrollar mejor sus capacidades y aptitudes. Sacar ventajas de la desgracia. Pensar en negativo, o almacenar emociones negativas, hace enfermar. La interpretación positiva de los acontecimientos, si se utiliza bien, es el mejor recurso de toda mente. Las mutaciones de cada célula de nuestro cerebro obedecen a presiones externas. Tal vez la requerida "entrada", o acceso, a la mente humana, permita aquilatar la conciencia reguladora de nuestros procesos biológicos, beneficiando en consecuencia acelerar el progreso científico-técnico. Si aprendiésemos a utilizarla, el progreso dejaría de ser tan inconsciente, con nefastos resultados al dominar la Naturaleza y de cuantos colaboran en ello con rapaces fines particulares. Digo lo que creo, sin aspirar a complacer a nadie ni desear hacer discípulos. Una cosa sí afirmo: El conocimiento debería ser objetivo común de científicos y humanistas, tal como lo fue inicialmente, antes de su divorcio. En cambio ambas disciplinas han sucumbido al muy rentable entretenimiento de la audiencia. La TV hubiera podido ser un muy enriquecedor invento para toda la Humanidad. En este sentido es un negocio perdido,... dejando a parte su deplorable aspecto de desinformar y manipulación de masas. Para evitar que se lucren a mi costa, no me cansaré de repetir: Todo lo que se haga en nombre mío deberá hacerse sin ánimo de lucro, excepto para las exigencias legales, o para proveer las del mantenimiento de mi propia Fundación.

Yendo más allá, en el plano espiritual el Onutoro habrá de proporcionar igualmente numerosas ventajas. Me remito al círculo que, a modo de señal, los hindúes exhiben entre sus cejas para designar el sexto chakra de su filosofía (Tercer Ojo). Tal símbolo no pueden desmitificarlo por ignorar que, su hajna, de la iluminación, ya estaba en las frentes de los reptiles mesozoicos. Aún puede verse en la frente del lagarto neozelandés Tuatara (de Hatteria), porque jamás perdió su ojo extra. Debió ser por semejantes monstruos que pasó a la mitología griega, pues estuvo en la frente de Polifemo.

Según la teoría védica hindú, el Tercer Ojo controla los sentimientos a través de la glándula pineal a fin de potenciar la evolución espiritual y fomentar la creatividad. En Katmandú una gran cara de Buda incluye la señal en su entrecejo como una forma anular. Su simbolismo protector hizo que incluso se enterrase bajo túmulos anulares en el desierto de Tassili (Sahara), antiguamente muy habitado (véase mi reunión de fotos diversas con simbolismo anular). Intuyeron la analogía entre dicha forma anular (material) y su función escatológica (espiritual). Éste último, siendo un diseño de gran simplicidad, es de dominio bastante complejo. Sé que utilizar debidamente el Onutoro és un hallazgo imposible de asumir para la mentalidad actual. Una observación: La magia no está en el consabido "Querer es poder", sino en la creatividad positiva y altruista. Son contraproducentes para uno mismo los objetivos que hagan abusar de los demás, así como los que obedezcan a fomentar vanidades, etc.. Finalmente el dilema sigue siendo ¿Ser, o figurar? O sea, ¿Hacia adentro, o hacia fuera, y a quien diga lo segundo le preguntaré ¿... insaciablemente?

CÍRCULOS DIVERSOS: MÍSTICOS, ETC.,ETC..  

Sincerándonos, sabemos que la última frontera de la Humanidad no serácósmica, sino mental. Dicho esto, hay que advertir que el círculo siempre ha simbolizado el cielo porque al levantar la cabeza tal es la forma que delimita lo que vemos. Hoy la visión del anillo/alianza de la cultura occidental no pasa el listón de la dignidad que merece. El cine de aventuras quiso engarzar lo divino con lo humano, y lo presentó muy trivialmente. En siglos pretéritos, en cambio, sabios como por ejemplo los de la Orden Rosa Cruz, incluso creyeron que por una determinada alianza anular podrían alcanzar la invisibilidad. Hay que decir que fue en vano, aunque en su descargo considérese que no se ha invalidado del todo su utópica idea.

Desde el nacimiento cada nuevo día nos enfrentamos a lo desconocido, tanto de forma particular como a nivel de toda la Humanidad, y la ayuda debe estar en recobrar la confianza disponiendo de un esquema demostradamente útil para nuestra evolución. De hecho aparece muchas veces ante nuestros ojos a lo largo del día, pero no somos conscientes ni tan sólo de cuanto nos fascina. ¿Quizá después de mi presentación en Marte lo será más? El progreso de nuestra especie debe encontrar un objetivo al cual apuntar. Gracias a las estrellas de seis puntas, tan geométricamente simétricas, se nos invitó hace milenios a participar en la perfección del universo. Ni la conciencia humana, ni tampoco la inteligencia que creemos tener, procedería de un cosmos que en su totalidad no la tuviese, porque, faltándole, no la habría podido engendrar. La inteligencia nace de la inteligencia. Reconozcamos con humildad que al fin no somos tan autónomos como pensamos. La confusión nos acecha debido a que pretendemos solucionarlo todo simplemente con la razón, pero ésta ni se ejerce. Existe aún el derecho, y parece que hasta el deber, de mentir para ganar un juicio. Es alucinante. Las carencias en legislación fomentan la corrupción demostrando la debilidad de un gobierno , siendo lo característico de los períodos de transición que yo he padecido toda la vida. Para hacer cumplir las leyes, no bastan doctos letrados. Para nombrar al legislador idóneo -el primero de los responsables- deben ser sabios aquilatados en sentimientos del alma humana. Entonces, si obran con rapidez, sí mejoraría la administración de justicia. Otra cosa sería ilusionarse con la abolición de los llamados Paraisos fiscales que son quizá el epicentro de todos los problemas del mundo.

 

LA NADA (ANTES"ETER"), ES EL "VACÍO-LLENO"

 Las leyes de la naturaleza en cambio son mucho más inescrutables de lo imaginable. Algo hay en cada persona de muy simple y muy básico: Tenemos un esquema triangular para interrelacionar el cuerpo físico con la mente y el cuerpo etéreo (éste, cual un "huésped" sensible). Son tres distintos niveles vibratorios que interactuan, de forma que lo que afecte a uno de ellos repercute en los otros dos, tanto para bien como para mal, siendo la ansiedad la prueba de dicha interrelación multidimensional de nuestro organismo.

A propósito de interrelaciones. Las partículas elementales en términos geométricos son como el cuerpo de un edificio y se interrelacionan de modo similar a la gravedad en una holografía o en el AdS/CFT. Por otra parte, aún no está acreditado el revolucionario postulado matemático llamado Teoría del Todo (TOE/E8) de A. Garret Lisi. Defendió un nuevo patrón capaz de relacionar las cuatro leyes, o fuerzas, del universo, entre las cuales la gravedad y el electromagnetismo que mantiene unidos moléculas y átomos. Las dos restantes son dos fuerzas nucleares, siendo la llamada "fuerte" capaz de hacer funcionar las centrales nucleares para obtener energía.

Recuerdo que la fotografía de un reactor rompiendo la "barrera del sonido" adopta la forma anular cuando el avión sale del centro de la nube creada por el dicho efecto. No hace falta tanto, en un neumático como en un ventilador casero, el centro está claro que es lo más útil. Tal vez los viajes intergalácticos del futuro utilizarán la forma anular de los Onutoros,...Si no la utilizan ya. Publico entre mis mosaicos de fotos una del centro de un ovni/ufo que es doble por color invertido. Se publicó ilustrando el testimonio de un policía, quien en 1993 observó boquiabierto como despegaba súbitamente un Ovni-Ufo. Dejó una nube anular semejante a la de los aviones supersónicos, pero el agente retuvo que la nube anular en su parte interna tenía forma de estrella de seis puntas (publicado el dibujo y explicación autógrafa en la revista Enigmas, año XIII, n 141- p.107). Aunque fue un dibujo en miniatura, creo que merece la pena tenerlo en cuenta, no por la forma de Onutoro (que dejó como un avión supersónico al superar la barrera del sonido), sino porque retuvo que dicha forma anular marcaba perfectamente en su espacio interior vacío: los vértices de una estrella de seis puntas. A parte de las formas de estrella (que ignoro qué pueden significar), personalmente tengo estudiados más de 30 diseños ajenos en campos de cereales de todo el mundo. Mi interés está en que nadie parece advertir que nos ofrecen muchas formas tridimensionales (algunas muy claras como son: lazos, animales, plantas, objetos, etc.). Es algo que ya se podía esperar, dada la altura de los cereales donde los dibujan.

El esquema del Onutoro sobre un plano, al modo de los mandalas budistas e hinduistas la rueda simboliza una evolución del tiempo, pues todo cambia constantemente. En dichas culturas también considera vacío el espacio de su centro. La estructura del Mazzocchio, caso de perseverar en los 248 objetos que se distribuyen en un campo unificado, deberá evolucionar hasta que en su interior hayan enlazados varios tetraedros. ¿Tendrán razón los místicos que intuyeron que el vehículo ideal (Merkaba) del alma liberada será una forma tetraédrica? Prefiero imaginar que tendrá forma del vacío operativo que en las matemáticas representa el número cero, por estar de acuerdo con el valor que el cero inventado por los hindues ha tenido en toda cuenta aritmética,... a pesar de ser el más abstracto de ese lenguaje universal que son los números.

Al ensalzar la forma anular que defiendo, tampoco es desdeñable el posicionamiento (imprescindible y fundamental en matemáticas) para el funcionamiento de un vacío operativo aplicado a mi “proyecto Onutoro”. Advierto que en la mente no tiene la misma representación horizontal de los números, sino con proyección interna al propio ser. Quienes tienen valores en bolsa serán los más reacios a superar la idea de que el suyo sea el verdadero lenguaje universal que une todas las culturas, como un “Esperanto” económico. Para mi entender, sí que puede y debe ser superable. Tal como va el progreso, nuestro patrón económico está destinado al fracaso. (Perdón por este intuitivo breve inciso tangencial).

Existe un vacío-lleno útil, como siempre y en todas partes, para navegar por el espacio. La estrella de seis puntas, al fin, es sólo una simplificación mental inicial, esperando su deseable aprovechamiento en el campo de la física. Se logran muchas más ventajas utilizando el Onutoro para aplicar los principios del orden cósmico a un esquema mental, en el cual la conciencia ocupa el espacio central -sólo en apariencia vacío- de cada estrella de seis puntas. Claro que le falta claridad a mi proyecto tanto en su vertiente mental citada como en la vertiente técnica. Mi definición; los considera: Una unión coherente de conjuntos geométricos similares que al ser capsulados resultan potencialmente funcionales. Las carencia no son del Onutoro sino mías, pero pienso que para los verdaderos científicos -siempre tras un descubrimiento teórico-, mi proyecto resultará aún más útil. ¿O ya no admiten sorpresas tras sus preguntas?

La ciencia, sin tener un desarrollo equivalente de conciencia, ensucia el alma. Superado el trauma inicial, las religiones no niegan los avances de la ciencia. Ësta, en cambio, sí hace burla de la capacidad intuitiva de los religiosos, al ignorar que ciertas personas albergan vías de conocimiento no tradicionales. Es un hecho que a religión siempre precedió a las ciencias. El conocimiento no es la última esencia del ser humano. Lo es la capacidad de vibrar por el amor divino, que puede percibirse en nuestro propio aliento (una acción nada simple, por cierto). La guía de toda persona sincera es el amor, capaz de hacer presente incluso lo que está fuera del tiempo, pues siendo el cosmos inmortal, nosotros también. Para entenderlo, mi presentado esquema teórico anular, después de cierta práctica, es prometedor. En el término medio reside la virtud, y los juiciosos que la encuentran raramente se apartan de ella. Los mediocres sí que la toman y la dejan y vuelven a "castigarse", por la dificultad de perseverar en el aprendizaje. Lo más penoso será, no obstante, desestimar muchas guías naturales gratuitas que evitarían el luchar contra si mismo. De esa dificultad real viven los dirigentes honorificados de los numerosos grupos de realización colectiva; o los "club de solteros" tal como bromeando, apodan entre risitas sus detractores,... y no se libran ni las órdenes monásticas.

Para los científicos del futuro, avalados por la europea Organisation Forum on Evaluation of Research Programmes, el Onutoro seguirá teniendo utilidad práctica. Yo la aprecié cuando siendo un niño me senté en la cámara hinchada de un neumático que encontré apoyado en una pared en ángulo de unos 45 grados. En cambio podrán afrontar su evolución mental quienes experimenten con el básico esquema plano de una estrella. A las lineas de los dos triángulos interiores entrelazadas, en el plano mental se les atribuirán virtudes y valores intrínsicos del alma. La intuición creativa es el verdadero motor, y la esencia del instinto son los valores (siendo el primero la autoestima). Sin valores nuestra mente sería de reptil, mientras que con valores incluso podemos elevarnos?

Un triángulo equilátero también representaría la fecundidad, mientras que a otro le corresponderá un estadio compensatorio, etc.. Se trata de un estudio muy complejo, pues será difícil establecer las correctas relaciones mentales. Otro impedimento es suponer el cerebro dividido en varios sistemas: Mi proposición en tal caso se limita a la parte occipital (1/3), la zona que va del oído izquierdo al derecho. Debajo, en su centro, está el enigmático cerebelo. Delante en cambio está la "zona volcánica" (reacciona como la mente de un reptil), y a su lado "la selva" de las ideas. Es decir, la "zona depósito" a trabajar no implicará al lóbulo frontal, sede de las emociones, ni el posterior a éste que es donde se "cocinan" los pensamientos (resuelven dudas). Ahora bien, es tan erróneo considerar que la persona es un conjunto de sistemas, como que lo es el cerebro. Es un sistema en si mismo, igual como cada individuo. Después de esta simplísima descripción, al ser un tema muy tangencial, no puedo ofrecer pruebas de los fenémenos, aunque me sirvan. Otros habrán de analizarlos y someterlos a un análisis estricto,...como todo lo que escribo, por mucho que sea mi "preclara verdad" cantar las excelencias del Onutoro, y antes la existencia de tres dibujos de "Estrella de David" en el valle de Sidonia.

Cada persona puede y debe aprender a reconocer sus atributos, así como los cambios experimentados en si mismo al reflexionar sobre el bien que conviene hacer y el al que se debe evitar. Los insensatos, que ni siquiera advierten que tienen conciencia y no quieren ni oír hablar de virtudes (menospreciando la mayoría de sus derivados y rehuyendo la meditación), no saben que con su actitud transgreden las leyes naturales; ...y ello les cuesta muy caro. Es el lógico final de cualquier forma de ignorancia. Quieren las cosas sin saber lo que se hacen, ni importarles como actúan. Las personas inteligentes, en cambio, siendo el Onutoro símbolo del receptáculo de la conciencia, no ignoran que la propia inteligencia puede ser utilizada tanto para obrar bien como para hacer el mal. Rizando el rizo, aún hay que decir que los más perfeccionistas pierden calidad de vida, ...por no llamarles infelices.

Evitaría divagaciones existenciales enseñar en las escuelas el sabio diseño anular del Onutoro. Sería buen comienzo para renovar la conciencia mundial. Para reconocerse parte del Todo la enseñanza primera será tomar conciencia de una buena alimentación, pero la fase de autoestima física debe ser superada. Es falso que una persona gorda no sería un buen musulmán, pero tal creencia tiene buen fundamento. El mayor empeño de cada persona realmente adulta debería ser saber vivir en positivo. Luego irá ejerciendo la tolerancia, empezando por si mismo, y al final valorar su capacidad mística para no dejar de ejercitar muchas de sus propios dones naturales. Así se podrá sintonizar con el meollo de la existencia, que igual hace latir un corazón que crea una nueva estrella.

En el interior de la estrella (que cual un fractal llena el interior del Onutoro) voy a trazar unas directrices de su aplicación ética. Con el nombre de virtud se agrupan todas las cualidades del individuo que está en sintonía con el Todo (a veces llamado El Inefable), porque al no percibirse físicamente, se identificó con La Nada. Pero en un vacío tan absoluto no viajarían los sonidos ni las ondas de radio por el espacio. La virtud del niño al llegar al mundo podría verse cual ocupando dicho espacio central de un anillo. Cualquiera es un triunfador al nacer, no sólo por haber sido bien aceptado por un óvulo fecundador, sino por haber triunfado antes sobre 300 millones de espermatozoos contrincantes. Después día a día el ego de cada individuo se alimenta y, cual si llevase un dios dentro del cuerpo, por orgullo (hablando en general) se desea ser más poderoso que el vecino,... con el resultado nefasto que llena las noticias del telediario cada día.

Casi todos al crecer nos alejamos del centro natural y nos adaptamos al entorno siguiendo el modelo de la cámara toroidal de una rueda hinchada de aire. Su centro permanece vacío, pero traspasada la metáfora al plano mental, es justo en dicho centro vacío donde reside la utilidad de nuestras vidas. Gracias a gozar de libre albedrío quien se esfuerce podrá regresar al centro de todo, invirtiendo el trayecto que nos alejó de donde cualquier rueda debe dar cabida a un eje. Todo lo más útil del mundo, desde un hueso hasta una nebulosa, presenta una intrigante forma anular, de la cual sólo viendo un ojo humano ya comprendemos que es más útil la pupila que el resto de la piel del cuerpo. En la increíble máquina que es el cuerpo humano, el glóbulo ocular tiene clara vocación esférica, como también la forma del cráneo se parece al "padre-sol".

La Creación se explicaría por tratar de recuperar a cuantos alejados del centro, en vida se hubiesen esforzado para recuperarlo. Porque, si alguna regla humana es positiva, debe ser la que nos lleve a unir, dado que en efecto todo salió de la unidad. La estrecha relación entre los seres vivos la testimonia aquella célula que no tarda en morir al ser aislada de resto de un organismo. Apartarse de las formas originales representa separarse de la funcionalidad divina, por lo que la misión del Segregador (eufemismo de lo maléfico) que nos estimula al crecimiento personal, es separar todo lo que en el mundo esté unido. El "viaje" de las personas inquisitivas siempre busca la trascendencia, aunque hacerlo desde la propia personalidad equivale a haber caído en una muy sutil trampa. En efecto, si resulta que, como creo, es posible la trascendencia, ésta habrá de ser colectiva, o conjunta. Como dijo Platón, se trata de: "recuperar nuestra misión trascendente";...y añado, sin tapujos. Para ello, la opinión maniquea: Cuanto no está bien, está mal, resulta falsa. La misma sociedad acabará aún más polarizada en un futuro. Tener una mente dual, no conviene a nadie. Se debe procurar fomentar una concepción global, incluso al precio de admitir que lo que normalmente resulta invisible, es (como el aire que respiramos) lo más útil en todo.

LA CONCIENCIA EN EL CENTRO DEL ONUTORO

Volvamos al centro del Onutoro donde reside la Conciencia. Las personas que no sean capaces de moverse cómodamente en este nivel, para empezar podrá servirles suponer en el centro de la forma anular propuesta: una idea inferior, como por ejemplo, la Naturaleza, aunque no me detendré en ello. Voy directo a una perspectiva ontológica de la forma del Onutoro, con el propósito de interpretar su sentido de utilidad ante desconocidos horizontes fuera del cosmos. Me es más difícil de admitirlo sin orden ni control, que reconocerlo regido por inescrutables leyes de una Conciencia omnipresente y capaz de penetrarnos sin apenas rozarnos, pero sin llegar a anularnos. Por otra parte, creer habitado sólo el planeta Tierra, sería limitar de manera inaudita la -llamémosle- "Creatividad Divina". Existe un paradigma iluminador del tránsito hacia una conciencia global, así como un Anillo de Poder, accesible mediante la serenidad introspectiva en un punto determinado de la evolución interior. He sentido en mi mismo este punto de inflexión, y tuvo repercusión por la vía de la generosa compasión. Mi idea de Dios ya es ahora admitida cual la Casa Paterna (para otros: Nave Nodriza), de la que un día nos alejamos. Aunque lo trato más adelante, anticipo que puedo imaginar que todos vivimos en una sección tubular de la banda interna del Onutoro, formada por los más cortos radios del círculo. Toda circunferencia sólo hace referencia a su centro. No sólo es la residencia del amor, germen de toda vida, o la fuerza primordial del Todo: En el Centro Omega hay Conciencia Pura. De ahí mi metáfora dinámica: Estará en paz quien encuentre su propio centro existencial y logre mantenerse en equilibrio en él. Una garantía física de dicha verdad, es que cualquier huesecillo del cuerpo duele, y mucho, al ser removido de su lugar natural.

Por la rapidez de mi mente intuyo merecer vivir ajeno al espacio-tiempo. Yendo al "destino Omega" me sirve mi subjetiva idea (¿Eso es fe?). Espero no obstante que ideas ajenas aún me enriquecerán más en el futuro. El orden cósmico debe de repercutir en los arquetipos de la conciencia humana por relación existencial. El diseño del Onutoro es tan intrínsicamente cósmico que no hay temor alguno que alguien lo pueda utilizar para hacer daño. Poner el pensamiento en un tan sabio esquema mental, siempre ha de servir para reordenar y depurar la propia mente. Es la gracia del Onutoro. Después se notarán efectos que, en última instancia, por ejemplo, si no llegan a hacer levitar el propio cuerpo, al menos se percibe una fase intermedia (semejante a la que otros experimentan con la respiración). Se es capaz de aumentar las vibraciones moleculares del organismo, notándose el dicho efecto diferenciador entre el cuerpo físico y el astral, después de una meditación positiva: Sucede por ejemplo, que al agacharse para tomar asiento, en pecho se electriza (cual un cosquilleo momentáneo), como si -para evitar el descenso- se nos estirasen de los pelos hacia arriba. Lo sintetizo al máximo, también para no aburrir al lector poco interesado en el tema, pero bastaría decir que la sintonía con el Todo es el objetivo del conocimiento planetario. Con mi Proyecto Onutoro pretendo superar la esquemática vía de ensayo, empleando hasta ahora la estructura de una estrella de seis puntas, para ir más allá de su simple geometría. Ello resulta posible gracias a la superior utilidad del Onutoro que la contiene.

 

 

Colocando varios tetraedros estrellados en batería, todo el esquema tubular del Onutoro deberá estar conectando (de la forma que esbozo en la siguiente foto). Sus varios "tetraedros estrellados" (uno insertado en el otro, como los dos triángulos de la estrella de seis puntas), serán distribuidos en cadena, de manera que se conecten por sus vértices, hasta llenar todo el espacio anular interior. Al que lo crea complicado, le hago saber que peor sería hacerme entender mediante la figura del rombododecaedro estrellado porque tiene 12 puntas,... y la Naturaleza trabaja efectivamente con semejante geometría estructural a muchos niveles, incluido en el propio cultivo de la mente para alcanzar la iluminación.Pensar en negativo, o almacenar emociones negativas, hace enfermar. La interpretación positiva de los acontecimientos, si se utiliza bien, es el mejor recurso de toda mente.

Dejo el traspaso de lo natural a lo sobrenatural, para limitarme al paso de lo opaco a lo translúcido. El grafito de un lápiz es carbono como el diamante más finamente tallado. La diferencia está en la proporción de sus átomos. El oscuro carbono los tiene ordenados en disposición hexagonal, en cambio el diamante se estructura en tetraedros. Esto hace que sea la substancia natural más dura que se conoce.



 

EL ONUTORO LLENO DE TETRAEDROS

Al utilizar el Onutoro para nuestro beneficio mental, pienso en un cuerpo anular que, como una funda, envuelve en su interior, el esquema geométrico de la estrella de seis puntas simbólicamente incluye, en departamentos estancos triangulares, la virtud y sus valores derivados. Son aquellos que ya existían antes de que naciésemos como especie, pues el amor, la justicia, etc., se manifiestan en todas las personas y culturas. Saber utilizarlos en el momento oportuno y de forma consciente, evita además daños físicos en quien sea capaz de comportarse con equilibrio, tanto en sus relaciones como en su soledad.

Antes de continuar, distinguiré entre la conciencia genial (que eleva el poder del espíritu, fructificando en los demás), de la conciencia vital la cual puede anularse después de una hipoglucemia (sin necesidad de llegar a la lipotimia), y también diferente de la conciencia básica, más o menos lúcida en cada persona. El hecho religioso, universal y eterno, se debe a que el alma humana tiene la singularidad de moverse entre la entre la tierra y el cielo, siendo allí donde metafísicamente para el alma no existe el tiempo. Es por tal razonamiento que quienes hayan estudiado filosofía recordarán el trascendental libro de Platón titulado Fedón, o Sobre el alma, porque al explicar que ésta renace después de morir, pone en boca de Sócrates: Si todos los contrarios no nacieran reciprocamente en círculo y lo hicieran en linea recta, sin girar del uno al otro, todas las cosas tendrían la misma figura y finalmente acabariacute;an. ¿Cómo podría evitarse que el mundo entero quedase absorbido por la muerte?

Sin dibujarlo, la idea se encuentra en los comunmente llamados "Oráculos Caldeos", unos textos que Porfirio citó primero ya en el siglo II, y después Prócolo (412-487). Los fragmentos que quedan de éste último los analizó G.Kroll "De Oraculis Chaldaicis" (Breslauer Philogische, 1894-vol.VII, p. 71). Provienen de la teología, o gnosis, Alejandrina del s. III, pero antes de la cultura caldea (mesopotámica), la cual dejó grabado el famoso disco alado antropomorfo. Entiendo que en realidad se trató de una forma anular, oculta por falta de perspectiva o quizá sutilmente bajo la idea plural: "Esferas de Vida" (Iynges, o iniciadores). Se comportan cual remolinos de ida y vuelta, los cuales vivifican todo lo existente en el cosmos mediante canales. Son múltiples y estaban distribuidos en dos grupos, pero enlazados a su propio envoltorio unificador. Dichos conductos rectilíneos sábiamente conducen un "Fuego Nutritivo" desde la "Mente de la Mente", ...que ya entonces era trina.

Además de este apoyo de los filósofos clásicos, en la interface de la muerte física probablemente será necesario un "detergente", como al mezclar aceite y agua, porque gracias a un específico elemento mantenemos nuestro cuerpo cohesionado con el alma hasta que está se diluya en un universo luxónico. Es allí donde debe de desaparecer el concepto tiempo, para ser todo espacio de partículas luminosas super rápidas (taquiones).


 

Recapitulo, porque el lector de internet más que leer escanea los escritos, y quiero asegurarme de que encontrará mi "Proyecto Onutoro" varias veces sintetizado: Si en el capítulo introductor presenté las virtudes del número siete, fue en parte por marcar la cadencia, o el ritmo, en nuestra vida y relaciones. Fue acertado llamar Semilla de la Vida a la forma geométrica que tiene siete pétalos en su centro. El simbolismo del Onutoro, en cambio, remite a la cosmogénesis. Incluye a toda la Humanidad y a los valores que la distinguen. En su centro se simboliza la última esencia de El Todo, con un espacio hexagonal donde no hay nada apreciable para el ojo humano. Con tal explicación podrá entenderse la solidez de la siguiente construcción para afrontar, con gran ánimo y esperanza, la prometedora investigación del planeta Marte, en base a las formas geométricas descubiertas. Aquella gente pasaron por ello antes que nosotros, y dejaron improntas de sus ideas no sólo con formas de rostro, sino también mediante varias formas geométricas. Lo habrían podido hacer dibujando otras de más simples. Por tal diseño empecé analizando precisamente el número siete. En el planeta Saturno el hexágono (el punto central es el séptimo) en su polo norte revela ser una forma natural en el universo, siendo una garantía para experimentar con él, también a nivel mental. Pero hay mucho más que decir de Saturno.

En el gigantesco planeta del anillo de meteoritos, aun estando a 1430 millones de kilómetros de la Tierra se le descubrió que su octavo satélite llamado Japeto (Iapetus), una de las once lunas que lo circundan, presenta, en la foto de la sonda espacial de la NASA, una verdadera cordillera que, cual una cresta, divide el satélite en dos exactas mitades, dándole aspecto de una nuez por su circundante reborde lineal. Japeto, cuya masa es de 0,0003 respecto a la tierra, mantiene siempre la misma cara enfocada a Saturno. Su temperatura media es de -190º, y su diámetro es de 1440 km., orbitando Saturno en 79'3 dias terrestres. Se trata de un cuerpo estelar con gravedad de 0'028, con una insólita órbita circular. Al parecer debió de haber sido construido en base 60,...a juzgar por las formas hexagonales descubiertas en su superficie bicolor (en parte presenta un material oscuro misterioso). Es por dichos hexágonos que lo cito, al haber detectado varias formas semejantes sobre el planeta Marte. Precisamente llamé Onutoro a la que los mapas de la planicie de Sidonia casualmente ya habín bautizado "Hexágono" por motivos que ignoro.

Japeto, en inglés Iapetus, es el nombre del mitológico padre de Prometeo, el encadenado “creador de la humanidad”. Ante la evidencia visual quedan pocas dudas de que realmente sea una inmensa estructura artificial propia de una mega-ingeniería, y es que al respecto existen varias hipótesis, entre las cuales una contagiosa explicación del origen de la vida en el planeta Tierra.

El vínculo entre ambas ideas lo ofrece la biológica naturaleza de unas pequeñas bolas descubiertas en las minas de Suráfrica, las cuales son de un un material desconocido. Dichas esferas artificiales, que son muy duras y no se pueden rasgar ni con el acero, presentan tres surcos paralelos alrededor de sus “ecuadores”, excepto por su tamaño, pues al igual que él tiene una forma hexagonal cerca del reborde que las circunda. Algunas de las misteriosas bolas se guardan en el Museo de Klerksdorp de Ottosdal, en el Transvaal occidental. Debido al gran contraste de materiales de su parte interna, de estructura fibrosa, con su durísimo caparazón, parecen ser cápsulas protectoras de materiales orgánicos. La Arqueología (aún pendiente de reconocer las Piedras de Ica del Perú), las considera formadas por sedimentación hace 2.8 mil millones años. Hay centenares de dichas esferas de roca metamórfica extraidas de sedimentos de la época Precámbrica (cuando no existía vida inteligente en nuestro planeta).

 

DE LA ESTRELLA, (MENTAL), AL VACÍO
LLENO DE TETRAEDROS (FÍSICO)

 

El esquema de los dos triángulos enlazados es básico para el diseño de un efectivo Onutoro. Defiendo la perpetua utilidad del esquema anular, porque asimismo puede aplicarse al explorar las extraordinarias posibilidades de nuestro ser. En su primer estadio, se halla: No el número siete, sino el número tres, que es el de la perfección al expresar armonía. Su ausencia repercute en todo tipo de problemas existenciales, mientras que es la vía para alcanzar incluso el equilibrio en otras esferas dimensionales. El número "Pi", con valor de 3,1416..., no es más que la suma de los tres radios de cualquier círculo, más 1/7 del radio. Nos es tan natural, que los molares superiores tienen tres raíces y los inferiores tres nervios. La estabilidad de las tres patas de una mesa es lo mínimo, pues dejando a parte la básica unidad de la familiar, se la encuentra en las funcionalidad (cual catalizador) en una cremallera, por ejemplo. En fin, la base que aporta el número tres es imprescindible para todo, y la prueba está en que se eligió para diseñar la planta del Kremlin (Moscú), la del Edificio Forum (Barcelona), la abadía de Westminster (Londres), el castillo nazi de Wewelsburg (Westfalia), etc. etc.. En cuanto a su vertiente religiosa, son conocidas siete grandes religiones que tienen la misma idea de la Trinidad que la doctrina cristiana, aunque con otros nombres. El simbolismo del triángulo en general, puede considerarse que sus tres vértices simbolizan: amor, verdad y sabiduría.

Debemos admitir tres caras en una misma moneda. La tiene en su grosor, y es inherente a todos los conflictos, sea en forma de la razón, del poder, de un hijo de divorciados, etc. Incluso la polaridad es trinitaria, porque dialogar es buscar el entendimiento. Después de entender lo dicho, se revaloriza la forma triangular. ...Y en el centro de los dos triángulos enlazados (que pueden ser interpretados como fuego y agua), está el catalizador que debe de posibilitar lo intuido. En Marte, como en la Tierra, los habitantes vivieron entre el fuego del sol y el del interior de su planeta. Entre ambos las gentes son insignificantes, igual que en el concierto cósmico lo debe de ser cualquier sistema solar grande o pequeño.

Daremos un paso más cuando entendamos que nuestro ser simbólicamente no se corresponde ni con lo "cúbico" del Dr. M. L. King, ni con el diseño triangular con que otros simplificaron su idea. Es al tetraedro donde hay que mirar para completar -debidamente adaptado al símbolo- los cuatro aspectos de la propia vida en plenitud: Lo animal básico, el talento peculiar, el afán de compartir, y la propia espiritualización. Como la vida se engendra mediante un hombre y una mujer, también las cuatro caras de mi imaginado tetraedro se complementan para dar sentido a la semilla divina que todo lo sustenta desde el interior. En efecto, el mundo hay que observarlo por lo que subyace tras lo físico, dado lo fundamentales que son sus estructuras de ondas geométricas. Ello es lo que de verdad conforma la materia. Quizá la vida comenzó sin necesitarla. En Marte es de esperar que los análisis del CO2 desvelen el misterio. Ver la web del link y sus derivadas para saber lo último que parece poder ayudar a detectar algún tipo de vida en la atmósfera de Marte.

Humildemente sugiero observar bien la composición molecular del ADN por ser el origen de la vida. A diferencia de cualquier otra molécula, se caracteriza por su estructura capaz de organizar las "ondas-partículas", permitiendo distribuir la frecuencia y voltaje formando un polo de atracción, evitando tanto su destrucción como la de otras "ondas-partículas". Su forma helicoidal formada por una doble espiral de dodecaedros desdoblados es lo que hace posible su portentosa evolución. Por lo mismo, la existencia de determinados patrones geométricos han de ser anteriores a la propia materia. Se ha dicho que: la Naturaleza es el alfabeto de Dios, lo cual no sólo significa ventajas para los simples: Lo son para todos y siempre.

Para facilitar la división celular, en bioquímica se aplasta la esférica célula procurando darle una forma parecida al Onutoro, ya que el espacio vacio de éste, en las célula lo siguen ocupando las proteínas. Lo que determina la especialidad de cada uno de sus “collares” son la forma diferente con que se enrollan, e incluso en una determinada proteína adopta la forma anular (Es lo que cabía esperar de la cromatina, empaquetadora de su núcleo). Brevemente; cuando un gen se combina (es decir, se expresa), individualiza cada célula entre unas 2000 condicionantes.

Además de aceptar la estructura técnica propuesta del Onutoro, para realizar su construcción aún habrían de inventarse los materiales adecuados para su resistente confinamiento. Sucedió otras veces, por ejemplo, sin sus duras piedras, los puentes románicos no tendrían su arco, tan esbelto como duradero, y menos después de tantos siglos.

Lo que escribo a continuación no es ninguna improvisación. Después de advertir que la anilina tiene un componente de nitrógeno que le permite hermanarse con otras formas hexagonales para formar la polianilina revolucionando con ello la industria textil, apliqué a la estrella de seis puntas varias opciones empíricas y puedo asegurar que en la dicha estrella tiene el vértice de entrada del triángulo (que llamaré mental por su forma piramidal) exactamente en el ángulo inferior derecho de su lado horizontal. Por tal "ventana" se accede a un cilindro alargado, interiormente lleno de gas. Dejando a parte las leyes de la cinemática, el interior del ancho anillo del Onutoro presenta un color azul claro, muy denso - característico de las fuerzas electromagnéticas-. Fuertemente impelido en la entrada, llena no un sólo tubo del triángulo, sino los dos entrelazados en la Estrella de David. Habrá de buscar cual será la esencia definitiva de tan sabia estructura.

Se trabaja ya con el diseño del Onutoro (aunque llamado de diferentes modos). El de mayor envergadura a nivel internacional es el Tokamak del "Proyecto ITER" mediante fusión proporcionará en 2.018 energía ecológica basada en el plasma. Lo confina una potente cámara toroidal llamada Bomba Torus, evitando que se enfríe con el roce su temperatura varias veces mayor que la del sol. Se consigue con potentes imanes ubicados en tres diferentes partes del recorrido toroidal. Siendo un proyecto revolucionario, la estructura que supongo habrá de inventarse quizá dentro de muchos siglos, habrá de contar con la inspiración de artistas como los escultores Bathsheba Grossman o Andy Ruble.

Entretanto, los físicos habrán de procurar acertar al ubicar un campo determinado dentro de la estructura anular del Onutoro. Quizá confirmarán que la conversión de las radiaciones ópticas será una mejor vía que la ayuda de muy prometedores metamateriales. Hay ventaja en saber lo que se debe buscar, pues cuando se encuentre podrá ser entendido con menos riesgo al utilizar el peligroso Radio radioactivo, que de su natural se transforma en otro elemento diferente y siendo (según la física subatómica probó), capaz de liberar energía (E=mc2). Interesa experimentar su capacidad de compresión, impeliendo más cantidad del mismo Radio, inyectado a presión, en un vértice tubular de un diseño de estrella de seis puntas.


<

Es lógico que para generar electricidad, las turbinas eólicas evolucionen hacia la forma del Onutoro. Lo recomiendo a cuantos científicos de las grandes potencias mundiales experimenten con energía termonuclear. En el Tokamak (I.T.E.R.: International Thermonuclear Experimental Reactor), confluyen esfuerzos para conseguir que la energía depositada por las partículas Alfa resulten suficientes para mantener caliente el plasma, mediante ignición (reacciones de fusión autosostenidas). Quizá deberían dotar al núcleo y al Primario del transformador, no sólo mayor grosor, sino con electroimanes configurando una Estrella de David.


 

El simbolismo anular es omnipresente, y siempre estuvo asociado a las religiones. Es probable que, al igual que el número siete, la forma anular sea una de las directrices mentales que llevamos impresas en nuestros genes. Cada persona lo asimila según su discernimiento, porque todo símbolo traspasa los límites del sentido concreto. El Onutoro no hay que confundirlo con la simple rueda, porque tendría un espacio central desmesurado para empazarle un eje. En todo Onutoro la idónea proporción del espacio hexagonal central exige un diámetro que mida como los otros seis hexágonos del mismo tamaño a su alrededor. Su diseño es parecido al modelo divulgado para la expansión del universo llamado Big-Crunch pero sólo estructuralmente.

A fin de beneficiarnos de su forma que asociaré a un flotador ("salvavidas") es utilísima a todos los niveles, incluso a tamaño microscópico, sin necesidad de que esperemos a cuando se implante en un cerebro humano. A lo largo de los siglos la forma del Onutoro iniciático se representó sin volumen, por ejemplo al diseñar el gran "Tapiz de la Creación" expuesto en el Museo Diocesano de la catedral de Gerona hecho en plena Edad Media, encargado y diseñado por los monjes del monasterio de Sant Pere de Roda, en el N.E. de España (en la turística Costa Brava). En el tapiz se muestran escenas bíblicas claves para tiempos que los fieles no sabían leer.

¿Cómo evitar aconsejar una forma de reorganizar los esquemas técnicos y avisar de la óptima estructura de la mente? El fin de la ciencia es ofrecernos conocimientos comprobables sobre aspectos de cuanto existe en el mundo. El objetivo del arte en cambio, es producirnos una emoción estética. Ésta congenia con la ciencia cuando la obra sea útil y funcional además de bella. Siempre se procura lo mismo: Tratar de ordenar la propia mente, y será más fácil si disponemos de un esquema demostradamente útil siempre, para todo y en todas partes. Conviene entenderlo: La "Flor de la Mente" primero capta luz y luego la irradia hacia todas direcciones, incluido hacia su propio interior y más allá de la muerte. Antes del traspaso habrá habilitado al interesado para gestar ideas propias y capacitarlo para crear un más aquilatado conocimiento intelectual. La "Flor de la Mente" puede regenerarse a si misma, pero no es por la inquisitiva vía analítica, sino por vía sintética, o sea, la búsqueda esperanzada,...porque la finalidad del intelecto no es ajena a la mente inmortal.

 

LA"ANTIMATERIA" Y LA "ANTIGRAVEDAD

 

La falta de simetría entre materia y antimateria fue responsable de la creación del universo primigenio. Los experimentos del futuro deberían reconsiderar las ventajas del sonido al modo como logró hacerlo trabajar el sabio americano John Keely (Filadelfia 1938). Aunque muy resentido se llevó su secreto a la tumba, asombró a quienes vieron muchas veces como, manipulando una máquina de su invención, dominaba las fuerzas del universo,...parece ser que incluso la gravedad, y sin aprovechar las propiedades diamagnéticas del bismuto.

Además de Victor Schauberger, una modificación de la curvatura geométrica del espacio fue conseguida en 1960 por John Searl. Utilizó dos electroimanes y su éxito se debió a un empuje procedente de una deformación de la zona, tal como hicieron otros que luego lo investigaron. En 1992 el ruso Y. Podkletnov redujo el peso un 2% empleando superconductores, y en 2.005 Boris Volfson incluso patentó su maquina antigravitatoria, la cual por cierto recuerda el diseño del Onutoro"multiusos", por tener un componente anular externo.

En mi investigación transdiciplinaria que llamo Proyecto Onutoro, habiendo demostrado su funcionalidad y utilidad en niveles básicos, expongo cómo deberíamos aprender a regenerar saberes, para tener nuevas esperanzas ontológicas, gracias al simple esquema que, en perspectiva frontal, presentan muchas flores, si bien en su centro propongo que se simbolice la conciencia. Referente al Onutoro, quiero entender que en cada persona la forma anular mental, que tenemos por simple nacimiento, será más o menos pura (semejante a las estrellas del agua helada) según la estructura interna del Onutoro esté más i menos dañada.(Un símil para entenderlo, comienza con la menor capacidad de un bote cilíndrico cuando está abollado). El Onutoro, utilísimo a nivel físico, lo ha de ser forzosamente también a nivel espiritual, siendo la forma anular vacia un prometedor recurso para la ordenación para la unidad espiritual de toda la Humanidad.

En cuanto al Onutoro de Marte, distinguiré lo material de lo espiritual en el que intencionadamente vemos en el suelo del Valle de Sidonia. Antes de obtener energía del idóneo diseño del Onutoro, habrín evolucionado considerando que en la cara interna del centro del diseño la Conciencia Divina se dispersa atomizada entre todas las mentes humanas "por puro roce". En tal vertiente mentalista a las personas las imagino ocupando la superficie interna del anillo, símbolo del mundo que habitamos.(Me faltan recursos semánticos para expresarme mejor).

Por mis suposiciones sobre las formas geométricas de Marte, pretendo abrir "puertas", pues no es mi objetivo, ni podría, desarrollar su investigación (pues todavía no he acabado de determinar la influencia del sonido del eco en las cuevas con pinturas rupestres tenidas antaño como "voces de espíritus"). Sí creo en las posibilidades, tanto del sonido -deja huellas circulares en el serrín derramado sobre un altavoz-, como del ritmo. Más aún, creo en las posibilidades de la luz, pues aunque nuestros ojos son sensibles a las longitudes de onda entre 750 nanómetros del rojo y los 380 del violeta, debemos tener en cuenta que la luz !puede tener billones!.

Un paso conceptual es entender la materia cual una batería cargada con partículas de energía capaz, por suerte, de manifestarse tanto en luz como en calor. Ya está demostrado que cada partícula tiene dos cargas opuestas, y se sabe que de su fusión desintegradora nace alguna energía,...y viceversa. Todo en el cosmos está hecho y propulsado por campos cargados de electricidad. El componente homogéneo de materia oscura es casi el 90% del universo, siendo una imprescindible fuerza que mantiene unidos todos los núcleos (es la masa de los neutrinos). Aristóteles llamó "Alma del cosmos" a la mayor fuerza del universo invisible. La misma que los científicos hoy ya confirman que realmente tiene la misma composición que los objetos visibles existentes en el firmamento.

La luz adopta muchos y muy diversos aspectos en su manipulación de la materia, donde cada cosa responde sólo a su sistema de longitud de onda. La diferencia entre partículas es debida a su carga eléctrica. Es más, la antimateria actúa con la materia para formar energía pura, desapareciendo la masa. Creo en la antimateria porque ya es una prometedora vía más rápida para la curación del cáncer. Y creo en la antipartícula (positrón), y en los antimundos. En cuanto a mi idea de las "anti-personas" tampoco es la misma que la de la mayoría. Y no me refiero a la implantación de microchips en el cerebro para conseguir mayor inteligencia. Pero no con nanobons.

Las raras "fuerzas simpáticas vibro-etéreas" de J. Keely ante testigos pulverizaron rocas de cuarzo y excavaron túneles en cuestión de minutos. Al ser él autodidacta, la sociedad científica lo rechazó, pero sería hora ya de preguntarnos que derroteros habría tomado la ciencia si no se hubiese decantado a favor de la física cuántica. En cuanto a vencer la gravedad, ya hay una universidad china donde se hace levitar hormigas mediante sonido, tal como hizo primero David Deak, produciendo vibraciones de 2.500 hz.. Para que el esquema del Onutoro aporte beneficios, la dicha experimentación no puede prescindir del poder del sonido. La música -incluso en su más burda expresión en el mundo de la farándula- enajena las mentes gracias al ritmo, aunque se sea insensible a los demás valores sociales. Es por ello que al mundo rico le urge modificar sus esquemas. Propongo una investigación que, más que atender a la resonancia en las mentes, deberá fijarse en cierta vibración basada en valores fundamentales pues quizá sería capaz de multiplicarse. La supongo cual un puente que se cimbrea bajo el acompasado paso de un pelotón desfilando. La vibración de la energía cósmica, antes llamada éter, es la fuerza vital en el universo, y algo diferente es el contenido. Sin memoria cósmica se pierde la moralidad y las personas adoptan actitudes autodestructivas. Como la gravedad, la atracción, etz., la vida es una necesidad cósmica; y otra es que se nos prefiere seres lúcidos, imaginativos, creativos y agradecidos, al reconocernos depositarios de una inteligencia que nos trasciende. La compartimos con los animales. También la mente humana usa las extremidades para actuar. Nuestra miseria es progresar ejerceciendo la fuerza física como mejor recurso, y algunos lo aplican como si fuese la afirmación de su existencia. El conflicto es sutil ya que, a la inversa que un buen golpe que hayamos dado, después del goce de algún logro mental particular, la Ley Cíclica que lo gobierna todo, nos presenta un reflujo desalentador. Pero sólo lo es en apariencia, porque significa que se consolida lo deseado. Haber gozado mal, implica una pena;... incluso por comer demasiado chocolate.

El anillo que rodeaba las "Máquinas de sonido" de J. Keely no tenín la correcta proporción para obtener las idóneas ventajas. De la misma manera que si conocemos la proporción de alguien, conocemos cómo afrontar una buena relación, también al conocer nuestro propio nivel de vibración adoptaremos mejores valores éticos. Es necesaria la globalización del buen gusto (sin olvidar las buenas maneras: Fear Play), así como un mucho mejor comportamiento,... empezando por ser mejor amigo de uno mismo. Más difícil fue el pasar de vernos en un mundo ubicado en el centro del universo, a admitir que éste no tiene ni siquiera centro alguno. En el cosmos han de ser muchos los espacios vacíos del todo. El universo que nos imaginamos quizá sea menor que alguno de los espacios vacíos de estrellas que debe de contener. Es exagerada la presentación de un tan peculiar "Vacío estelar", pero es que ya se sabe de uno descubierto con el medidor de radiaciones de microondas (Mancha fría de WMAP) que estructuran el cosmos. Está en la constelación de Erídano, el cual mide un millón de "Años luz". Metafóricamente, bajo la cúpula celeste somos como un grillo que por la noche estuviese mirando el follaje de un árbol milenario. Válganos el reconocer que la mayoría de la gente disfruta admirando las estrellas,... aunque es bien sabido que sólo brillan en la oscuridad.


<

 

MIS REFLEXIONES PSICOIDÍLICAS.

 

No hay que limitarse a manipular un sólo Onutoro, sino que puede y debe interactuar con otros, del mismo modo que las múltiples ruedas de un reloj hacen que puedan darnos la hora exacta. Siempre nos faltará imaginación para obtener nuevos beneficios de un diseño cómodo para nosotros, para el cosmos y todos sus universos....Y presuntamente también para su Creador, pues podría disponer de un metafórico "mando a distancia" con dicha forma anular para controlar los diversos estados, cada uno con niveles vibratorios diferentes. No soy el primero que pone en dicha forma anular mis idílicas espectativas. Existe el sabio diseño de la anular Piedra de Taxila (Pakistán), considerada por los especialistas la más enigmática del arte hindú, la cual se remonta al siglo III a.C.. Mide sólo 8 cm. de diámetro y se exhibe en el Victoria&Albert Museum de Londres. Se trata de reconocer cómo sus escasos grabados intentan evidenciar la relación entre los seres vivientes y el Inefable-Vacío-Nada, probablemente con deseo de avisar de que existen autopistas interiores de la mente, más seguras y distraídas, que llevan a una felicidad verdadera.


<

La Piedra de Taxila tiene una forma anular de considerable grosor, en proporción con la Estrella de David, que tiene al menos dos aplicaciones: física y mental. La f&ioacute; sica está bien avalada por el diseño de todos los inventos má s útiles a la Humanidad.En su aspecto mental, y exactamente en su espacio interior vacio, al presentarla en 2008, ubiqué simbólicamente la Conciencia divina, la cual se dispersa entre todas las mentes humanas por puro roce. A las personas las imagina ocupando la superficie interna del anillo. En tal vertiente mentalista, bastaría con ser consciente de la forma anular descrita para poder beneficiarse en todos los sentidos.

En la pulida superficie interior de dicha forma anular se incluyeron féminas alternadas con plantas. Evoca la Creación donde somos parásitos de las plantas, siendo la mujer capaz de reproducirse y el hombre no. Gracias a semejante reflexión, los que la hicieron tallar como una obra de orfebrería supieron por comprensión mística, sin necesidad de saber nada de genes (Mis), que en el seno materno cada hombre antes fue mujer. Al estar grabados símbolos de vida humana y vegetal más cerca del vacío central, -con orificios diferentes en cada superficie como la pupila del ojo que alegre se dilata- invita a la conexión con la Conciencia absoluta en los confines del periplo vital, cuando las almas llegan al fin de sus vidas. La Piedra de Taxila, en una de sus superficies planas está decorada con muchas estrellas, llegando éstas hasta un centímetro del borde exterior, donde terminan los símbolos, con una banda circular lisa y sin dibujos. Después de aprovechar las enseñanzas, hay que complementarlas sin temor a la competitividad interpretaré, con todas las reservas, cuanto incluye el centro de la piedra. Habrá quien esté capacitado para interpretarlo desde el punto de vista que somos materia, y a la vez también antimateria, porque tal es la naturaleza de nuestros opúsculos. No somos superiores a la Naturaleza, sino parte de ella,...hasta alcanzar el centro del simbólico Onutoro. Somos luz y a la vez materia, aunque ni lo primero, sirviéndonos para todo, lo sabemos valorar suficiente.


<

En la Piedra de Taxila se supo diferenciar el vacío central, que es la imagen especular de la materia, (La Nada,... que es El Todo), con el vacío sideral, o Materia Oscura, que hay después de la infinitud del firmamento visible. El porcentaje de materia cósmica es: el 4% de materia física; el 23% de Materia Oscura, y el 73% de una hipotética Energía Oscura negativa y de gravitación repulsiva. La Materia Oscura, que no emite ni luz y se estudia por su gravedad capaz de distorsionar las estrellas, debe ser estudiada en laboratorios excavados bajo montañas. El actual reto está en saber por el por qué dichas energías no se interrelacionan entre ellas como hacen los axiones (los mejores candidatos para ser la verdadera substancia básica del cosmos). En cuanto al concepto que los sabios hindúes pudieron tener del espacio-tiempo, viene dado por su escultural forma y medidas. Este objeto se debería exponer verticalmente en las vitrinas y libre de soporte. No es ningún relieve, y con su dureza la piedra indica que, como el cíclico tiempo, perdura a través de los siglos. Los arqueólogos ignoran su forma y tan sólo constatan que debió de ser un objeto valioso para la cultura Maurya, de Magadna, o quizá perteneciente a sus sucesores, la cultura Sunga.

Los antiguos mesopotámicos (actual Irak) ya dejaron muestras de Onutoros, y también los etruscos procedentes de la India en el siglo VII aC., esculpieron gráficas muestras de su fe en "el Cielo" al decorar sus joyas de oro con una técnica inexplicable para los actuales orfebres. De su arte funerario se interpretan mal sus platos patera/bacile (Onutoros), debido a que, estando sometidos a los romanos, decoraron sus tumbas volviendo la superficie del Onutoro (la más representativa de su fe en la divinidad), vuelta hacia el interior allí donde estuvo su cadáver. Es una idea que supera al simple escudo abombado que llamaron "clípeo", cuyo espacio interior se presenta decorado con el rostro de alguna divinidad. Los romanos en fin, supieron que vivían dentro de un "paréntesis de eternidad", y las ideas fuera del tiempo sólo pueden entenderse teniendo fe. En la muestra que ofrezco del dicho aprecio por la forma anular, y en concreto de su espacio central vacío, es una escultura del difunto metiendo sus dos dedos en el agujero (vacío-lleno) central del plato. Así el difunto nos trasmitió gráficamente su esperanza en el símbolo protector en su tránsito al más allá. (Ver detalle en la foto-mosaico adjunta). Hoy en cambio, son millones los que desearían ser enterrados en el centro del redondo campo de deportes de su equipo, sin tener ni idea del simbolismo de la forma que lo rodearía...Pero ésta también "juega".

En este viaje mental no hay un "psicoducto", como los canales de las pirámides antiguas, pues disponemos del mismo por derecho "de nacimiento". En efecto, todos tenemos nuestra dosis de conciencia "en bruto". Es bueno explicar, a quien aún no sepa lo que es, que conciencia es aquello que jamás la tendrá un androide, ni una computadora, y en cambio al nacer lo tienen las personas sanas de todos los lugares y épocas. La conciencia se dice que no tiene prerrogativas en el mundo físico, pero los que padecen deficiencias físicas acusan su deterioro. La conciencia no es una estructura simple sino compuesta y tiene actividades localizadas en diversas áreas cerebrales. La que afecta a nuestros estímulos sensoriales nos permite afrontar situaciones reales.

Si nos limitamos a sus beneficios mentales -y al fin sociales- del Onutoro, se trata de aprender a usar una forma de neumático sin nada que ver con la ruleta, ni relacionada con la fortuna económica. Es la forma anular que nos llevará hasta inexplorados espacios de emoción. Y muy capaces de hermanar, porque es fuera del Cosmos donde reside la Conciencia. No está en el espacio exterior, sino en el interior de cada ser humano. El incorruptible manjar que es la miel, es un símbolo purificador relacionado con la inmortalidad como avisándonos de que sólo obtendremos beneficios deseándolos con pureza mental en nuestro retorno reflexivo al Uno (que se proyecta al Todo). La opinión de que lo más importante es el camino, debe ser cierta, pero sólo cuando las fuerzas propias se destinan a buscar la"miel de la sabiduría". Se nota porque lo urgente deja su lugar a lo importante.

Antiguamente, para interrogar los abismos del inconsciente acerca del curso y giros de la conciencia, había que penetrar las entrañas de la tierra y danzar por el laberinto, como las abejas llenando el cielo de vibraciones sonoras. Todo lo situaron fuera de su cuerpo, pero en conexión respetuosa con la Madre-Tierra. Hoy no han pasado en balde milenios de evolución y superstición ignorante, lo que siempre resulta ser muy caro. En consecuencia, quien nos habría de proteger, suple la eficiencia con su altanera presencia. Pasemos a resarcirnos procurando extraer la miel de uno mismo, y de los semejantes, pues gozaremos de una superior armonía, comenzando con sosegarnos y dejar de correr temerarios peligros que son fruto de particulares quimeras.

Todas las religiones afirman que las buenas obras repercuten en el más allá. La lucha entre el bien y el mal en la conciencia de cada persona acabará, al menos, con dos clases de gente en este mundo: Los que se auto-respetan, y los que por ni siquiera son amigos de si mismos. Éstos, aunque sean jóvenes, los vemos auto-derrotados yaciendo en las aceras. Desde el supremo centro circular, el Uno divino (Onoma) última esencia del orden y mente universal, penetra toda la materia alrededor de su forma de número cero (O). Nuestro entendimiento ve la diferencia entre el uno y el cero, pero no entre la tierra y el Cielo, un estado de consciencia capaz de auto-reconocerse parte divina, ...o por contra, la infelicidad de no merecer reintegrarse a la divinidad. Quien de verdad se esforzó en su aprendizaje se reintegrará a su verdadera naturaleza, porque, sin dejar de ser quien Es, la Conciencia Cósmica se atomizó para gozo de quien sinceramente busca conocerse lo mejor posible. Avanzo por este misterio sin miedo, lo cual no significa que deje de mirar atrás, ni olvide los testimonios de cuanto anduve. Me atrae este tema y le aplico mis facultades para lograr una instintiva adecuación después de haber recogido de mi entorno, como hace cualquier tipo de semilla. Resumiendo: Todo está en relación con todo (Real Relatividad Radical R.R.R.). En cuanto a mi propia libertad intelectual, no está coaccionada por mi forma de pensar, actuar, etc., porque mi ontonomía responde a una realidad armónica, debido a lo cual mi idea de perfección es una conquista mental que deseo entroncar con la de todo ser viviente.

Insisto en las ventajas al aprender a utilizar el Onutoro para aplicar los principios del orden cósmico a un esquema mental, en el cual la conciencia ocupa el espacio central -aparentemente vacío- de cada estrella de seis puntas. En construcción es una diseño magnífico, a partir del siglo XII, las "casas" que con forma de Onutoro son consideradas Patrimonio Mundial por la Unesco en el S.E. de la China. Son en total 46 grandes viviendas construidas de adobe, ocupando todavía una extensión de varios kilómetros. Puedo confirmar sus beneficiosas ventajas del espacio toral evocando la casa que habité durante las dos décadas de mi adolescencia y construida por mi propio padre. La fachada semicircular del lado del mediodía disponía de una visera de cemento de 1,5 metros de anchura, proporcionando sombra a todas las ventanas que, muy juntas, tenía debajo. Lo escribo para constatar que dentro de aquellas paredes ya destruidas, los que vivíamos allí nunca sufrimos los rigores del calor veraniego. Sólo empleando la mitad del Onutoro, y de forma simplísima como cualquier visera, ya obtuvimos sus ventajas, pues no necesitábamos tener refrigeración alguna.

 

CASA FAMILIAR DEL AUTOR EN LA CIUDAD DE SOLSONA

 

Ramón Ramonet Riu

Escrito en Primavera de 2008.

Registrado (C) en fecha 08.08.08. y enriquecido en fecha 21 de Febtrero de 2010

NONPROFIT COMMERCIALIZACION

: SEE, PLEASE; MY NEW "LITERARY TRANSPONER" system.

Ramon Ramonet Riu own research

<< Prev | Ring Hub | Join | Rate | Next >>

 

 

EN MI COLECCIÓN ‘REVISIÓN CULTURAL’ vean una muestra de NUEVA LITERATURA "TRANSPONEDORA": 

Por primera vez en la historia de la literatura ofrezco gratuitamente en la WWW el primer libro que se lleva mucho más allá lo escrito, para mostrarse gráficamente en una imagen. Lo llamé: "literatura transponedora” al aplicarlo a la Parte 2ª de la vida de fray Arnau de Torroja, 9º Gran Maestre de la Orden del Temple de Jerusalén, nacido en el centro de Cataluña durante el siglo XII.

 

 

  

ABRIR LA PRIMERA PARTE de esta síntesis:
"http://webspace.webring.com/people/or/ramonetriu/mars-stars.html"

 

Obras RRRiu Jun 09

View more OpenOffice presentations from rrriu.

 

 

 

 

Visit a complete list of WebRing memberships here

 

Google-link

[ Yahoo! España]opciones

 

Free Website SubmissionObras RRRiu Jun 09

 

Free counter and web stats

Powered by WebRing.

EN MI COLECCIÓN ‘REVISIÓN CULTURAL’ vean una muestra de NUEVA LITERATURA "TRANSPONEDORA": 

Por primera vez en la historia de la literatura, ofrezco gratuitamente en la WWW el primer libro que se lleva mucho más allá lo escrito, para mostrarse gráficamente en una imagen. Lo llamé: "literatura transponedora” al aplicarlo a la Parte 2ª de la vida de fray Arnau de Torroja, 9º Gran Maestre de la Orden del Temple de Jerusalén, nacido en el centro de Cataluña durante el siglo XII.

 

 

  

ABRIR LA PRIMERA PARTE de esta síntesis:
"http://webspace.webring.com/people/or/ramonetriu/mars-stars.html"

 

Obras RRRiu Jun 09

View more OpenOffice presentations from rrriu.

 

 

Ramon Ramonet Riu own research

<< Prev | Ring Hub | Join | Rate | Next >>

 

 

 

 

Visit a complete list of WebRing memberships here

 

Google-link

[ Yahoo! España]opciones

 

Free Website SubmissionObras RRRiu Jun 09
View more OpenOffice presentations from rrriu.

 

Free counter and web stats

Powered by WebRing.